Páginas vistas en el último mes

miércoles, 22 de noviembre de 2017

El País: "Amaia va más que sobrada"


Un artículo de El País de ayer, escrito por Sergio del Amo confirma lo que venimos pensando desde la primera vez que vimos a nuestra Amaia Romero. Os entresaco algunas frases:

  • El fenómeno 'Amaia' de OT: así ha revolucionado el programa esta concursante...
  • No sólo tiene una buena cultura musical y una voz de esas que emociona, sino que además su sencillez y sus frases lapidarias le han convertido en la última estrella de la red...
  • Por mucho que se tenga una buena voz, el público, en realidad, está hambriento de nuevas personalidades con las cuales conectar y que luzcan un carisma innato, jamás prefabricado. Y de eso, precisamente, Amaia va más que sobrada...
Y la mejor:

  • Amaia es diferente. Y se nota... brilla por sí sola. Y no exclusivamente por lo estrictamente musical, sino por su humildad, su dulzura y una inocencia que esperamos que la presión mediática jamás erradique.
Esta pamplonesa de apenas 18 años brilló en la gala de anoche cantando junto a su compañera Aitana el tema Con las ganas de Zahara. Quizá no fuese actuación más emocionante hasta el momento, pero convenció y mucho al jurado. “Poco más se puede añadir. La perfección es complicado que exista pero podéis estar orgullosa porque Zahara la ha disfrutado y ése es vuestro máximo premio”, le dijo Manuel Martos.

Los temores de su hermano
Su hermano mayor, Javier, ha declarado a la prensa, refiriéndose a esta aventura de OT, que “me preocupa que se marque en un estilo tan comercial”. 
Pero no debería temer por eso. A diferencia de las ediciones pasadas, uno tiene la impresión de que muchos de los actuales concursantes del programa sí pueden presumir de cultura musical de la buena (disculpen el tono snob de esto último). 
Lejos de temas para perrear en la pista de baile o el último pelotazo pop, en el 24 horas se ha podido ver a Amaia tocando como los ángeles al piano el Zorongo Gitano de Lorca que Marisol popularizó en 1964 en La Nueva CenicientaLo Mal que Estoy y lo Poco que Me Quejo de El Kanka y, a la guitarra, Mi Próximo Movimiento y Más o Menos Bien de la banda argentina Él Mató a un Policía Motorizado, el grupo favorito de Jota de Los Planetas. Ella misma ha confesado que todo lo que sabe de música se lo debe a su hermano, así que desde aquí queremos agradecerle que le inculcara desde que era una cría la discografía de The Beatles y David Bowie, a quien precisamente rindió tributo interpretando su Starman en la Gala 0. 
Bailar bulerías en el Estudio Flamenco Sandra Gallardo de Pamplona y ser fan confesa del rock clásico no es algo incompatible.
Veamos a Amaia tocando al piano el Zorongo Gitano de Lorca:

Emoción a cuatro manos
La semana pasada dio el campanazo absoluto interpretando junto a Alfred City of Stars de La La Land con una madurez exquisita. Sin adornos, solamente los dos al piano, el poder de la música hizo su efecto y YouTube hizo el resto. 
Amaia es diferente. Y se nota. Por mucho que en las galas esté encorsetada por sus profesores, cuando se le deja ir por libre (o lo que viene siendo lo mismo, cuando se le observa a través del 24 horas) brilla por sí sola. Y no exclusivamente por lo estrictamente musical, sino por su humildad, su dulzura y una inocencia que esperamos que la presión mediática jamás erradique.
Lo mejor que se puede hacer ahora con la pamplonesa es dejarla madurar artísticamente y, sobre todo, advertirle de lo que se va a encontrar fuera. Gane o no lo más complicado ya lo ha conseguido: el apoyo del público. 
Pero el verdadero reto vendrá dentro de unas semanas cuando carezca de la protección de TVE y, por sí sola, se enfrente a su público sobre los escenarios. Parece que ha nacido una estrella, sí, pero lo mejor será comprobar si acaba convirtiéndose con el tiempo en una constelación por sí misma.
Para terminar, os pongo este vídeo en el que se ve la emoción de Noemí Galera con Amaia y Alfred y también algo que no se había dejado del todo claro y que en este vídeo se ve clarísimo: ¿de quién fue la idea de que los chavales tocaran el piano a cuatro manos? La imagen inicial de este vídeo nos da la respuesta.

martes, 21 de noviembre de 2017

Ambrosio Eransus, cura navarro en Castiblanco

Don Ambrosio Eransus, con los ciervos que tenía por mascota en Olite.(circa 1968)
Hace un par de años conocí a David. Me contó cosas curiosísimas de mi ciudad y de Navarra que me dejaron boquiabierto. Pero lo que más me sorprendió (es bastante más joven que yo) fue la admiración que sentía por el sacerdote navarro don Ambrosio Eransus. 
Yo había oído hablar bastante de él. Era un nombre que sonaba mucho por los años 60 de mi adolescencia y primera juventud. De hecho, en mi curso, había un compañero, Francisco, ‘Paco’, que se apellidaba Eransus, de Urroz Villa, y que era sobrino suyo. Excusa perfecta para que, de vez en cuando, escucháramos alguna sabrosa anécdota de don Ambrosio.
Pero he de reconocer que, de la mayor parte de las cosas que sobre él cuenta David, yo no tenía noticia, y concuerdo con él en que son acciones -hazañas, incluso- dignas de mención y, como en el caso de hoy, que nunca deberíamos olvidar.
San Pedro de Mendioroz
Daos una vuelta por su blog, dedicado al Sagrado Corazón de Artica, y lo comprobaréis.
Sirva como aperitivo, aunque pueda sonar a extravagante, esta costumbre que él tenía de encararse con cualquiera, incluso con la muerte, sin posticerías ni tapujos:
En su pueblo, Mendioroz, en la tumba de sus padres, lugar a donde acostumbraba a ir, fornido como era, levantaba a mano la losa para meditar sobre la trascendencia frente a las calaveras de sus padres
Pero vayamos a lo que hoy nos ocupa

Castilblanco
Tras la Guerra Civil, Don Ambrosio acabó de párroco en la localidad extremeña de Castilblanco. Eran los años 40, la época mas dura del franquismo, con una feroz represión hacia los sospechosos de simpatías con quienes habían perdido la guerra y andaban huidos.
Y lo que allí hizo este cura navarro fue una auténtica hazaña, una verdadera heroicidad, tanto desde el punto de vista de su cristianismo, como desde la mentalidad de cualquier persona respetuosa con los derechos humanos. Tan fue así que el Ayuntamiento de Castilblanco le dedicó una calle (la Guardia Civil de Badajoz me garantiza que es la calle que sale de la farmacia, en la Plaza de España) y, cuando los vecinos se enteraron de que 'Ambrosico' (así - a pesar de su inmensa humanidad- le llamaban sus hermanas) estaba en sus últimos momentos, vinieron desde Badajoz a visitarle para mostrarle su infinito agradecimiento. Motivos tenían.
Pero antes...


"Eres más malo que Gómez Cantos"
Así reza un dicho que bien conocen los vecinos de Villanueva de la Serena (Badajoz), Alía (Cáceres)...
Para ver las 'hazañas' de esta alimaña (llegó a fusilar a 3 subordinados suyos), echa una ojeada a este enlace 'Gómez Cantos' de Google.
Fue después de la guerra cuando Gómez Cantos protagonizó sus más sonadas matanzas. 
Al frente de la Comandancia de Cáceres, en 1942 fue nombrado responsable de las fuerzas encargadas de la persecución de los huidos, del maquis. Las animaladas que hizo sirvieron para reafirmar su fama de sanguinario. Él decidía, y su lugarteniente, el capitán Emiliano Planchuelo, mandaba el pelotón de ejecución. 
El fusilamiento más numeroso ocurrió el 28 de agosto de 1942, en Alía. Hizo una lista con 30 nombres elegidos al azar y los convocó en el cuartelillo «para arreglar papeles». Pretendía, en realidad, aterrorizar a la región, que nadie diera apoyo al maquis. Todo el pueblo, vigilado por un cordón de guardias, vio la masacre. Entre los asesinados hubo mujeres. Su delito, al decir de Gómez Cantos: «Algo tenían que saber».

"Oye, tú, si molestas a algún vecino, te busco y te pego un tiro"
No satisfecho, ese mismo verano quiso repetir el brutal escarmiento en Castilblanco, a 22 kilómetros de Alía. La lista esta vez era de 90 nombres. 
Sólo la presencia en el pueblo de un cura navarro que había hecho la guerra con los requetés y llegó a comandante castrense, torció sus planes. El sacerdote, Ambrosio Eransus, alertado por los vecinos, logró parar al teniente coronel. Don Ambrosio,  con su inmensa fuerza e imponente presencia física, en la plenitud de sus treintaypocos años, con el fuerte genio que tan conocido le hizo, se le encaró. 
El periodista y guardia civil Jesús Mendoza escuchó años después el relato de lo ocurrido por boca de los lugareños: 
«Cuando lo tuvo enfrente, le dijo: "Oye, tú, si se te ocurre molestar a algún vecino, te busco y te pego un tiro. Si tú eres teniente coronel, yo soy comandante del Ejército"».
Gómez Cantos no pudo sostenerle la mirada, seguramente adivinando que bajo la sotana, aquel personaje escondía lo que tiene todo hombre con arrestos. Se achantó y ya no volvió por Castilblanco.
Pero en otros sitios no hubo sotana que se le interpusiera y Gómez Cantos siguió con sus fechorías. 
Si os interesa, podéis seguir sus andanzas en esta Crónica de El Mundo.

Para conocer más de este entrañable personaje
David ha trabajado a fondo la obra escrita de Ambrosio Eransus.
Ha elaborado también una biografía.
Y, además de preocuparse del mantenimiento del Monumento de Artica, nos cuenta algunas pequeñas historias sobre él.
Muchas gracias, David, por toda la ayuda recibida.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Joaquín Ímaz, 40º aniversario (26.11.77)


La hija de Joaquín, Carmen, tenía entonces 7 años y faltaban ocho días para que llegara su octavo cumpleaños. Se estaba, también, preparando para hacer la comunión. Pero ¿cómo celebrarla sin su padre? Al final, no pudo hacerla con el resto de compañeras, sino en el cuartel, rodeada de policías. 
Sus compañeras dejaron de invitarla a sus cumpleaños. A su madre no la atendían en el mercado y la gente se cambiaba de acera para no tener que saludarla. Viendo la situación, les aconsejaron que se fueran a vivir a Madrid. Y eso hicieron.
Todo esto sucedió en tu ciudad, en nuestra ciudad, sí en Pamplona, en los albores, 1977, de la actual democracia.
Tenemos ahora, el próximo domingo, la ocasión de desquitarnos, de mostrarle a esta familia todo el cariño que entonces no supimos darle.
Ah, Carmen, Carmen Ímaz Azcona es amiga de Face. Si quieres mostrarle tu afecto también por este medio, aprovecha
Algunos comentarios de Face


Fijaos bien en esta imagen. Aparcamiento de la Plaza de Toros (pincha), entre las calles Amaya y Arrieta. Allí nos veremos a las 7 de la tarde del próximo domingo 26 de noviembre, exactamente 40 años después del asesinato de un hombre que rechazó llevar escolta para que nadie más pudiera morir.

domingo, 19 de noviembre de 2017

"Si la violan, enciérrese" , por Carlos Herrera


"Si la violan, enciérrese"                                                           por Carlos Herrera

Que cinco becerros borrachuzos, que se hacen llamar «La Manada», penetren consecutivamente –y lo graben con su teléfono– a una joven de 18 años en un portal es una animalada y una indecencia, diera ésta su consentimiento o no. 
Un tío que se vista por los pies no participa en una jauría colectiva utilizando a una mujer como objeto a violentar; si tiene mucha necesidad, la mete en un vaso caliente. 
En sede judicial navarra se juzgan los hechos denunciados que, de momento, han provocado que los cinco se encuentren en prisión desde hace más de un año, lo cual algo nos dice acerca de lo que ha considerado el instructor; el juicio es a puerta cerrada por elementales razones de discreción para con la víctima y sólo se conocen aquellos detalles que las defensas de los cinco individuos tienen a bien comentar a los medios. 
Al parecer, el juez ha admitido como prueba –no se sabe muy bien de qué– unas fotografías que habría obtenido un detective al poco tiempo de los hechos sobre los que se quiere hacer justicia: esta joven habría salido con algunos amigos y estaría tomando unos vasos y charlando con ellos de noche en su localidad. 
Deberíamos saber si, en realidad, lo que ha hecho el juez es curarse en salud con tal de que después no puedan los acusados alegar indefensión: hay juicios y sentencias que se complican por cosas así y resulta más aconsejable ser previsor, aunque esa decisión te traiga no pocas críticas. 
De no ser por ello resulta cuanto menos confuso que sea el comportamiento de la mujer presuntamente violada el objeto de investigación: no es a ella a quien hay que investigar y, por demás, no parece razonable que la densidad de un crimen dependa del dolor que le haya producido a la violada. 

Según la interpretación que la defensa haya hecho de unas imágenes en las que la joven departe con amigos al aire libre mientras comparten unas bebidas, parecerá que pretendan sugerir comportamiento indiferente a la gravedad de lo ocurrido aquella noche de fiestas, lo cual es indecente, al entender de muchos, entre ellos este articulista: 
¿Qué entiende el defensor que tiene que hacer una mujer violada? 
  • ¿ingresar en un convento? 
  • ¿encerrarse en casa de por vida, atiborrada de barbitúricos? 
  • ¿o intentar, siquiera por unas horas, hacer vida normal, que le ayude a superar el trauma que supone que cinco cabrones te vayan introduciendo sus miembros de forma sucesiva, lo graben para sus archivos y se lo intercambien con amigotes?
[Letrado: “Si tanto trauma tiene, ¿cómo puede ser que cuelgue esas fotos en las redes?
Ella ha respondido firme: “son las fotos de una chica de 20 años que trata de reconstruir su vida”]
De la presentación de esa controvertida prueba se induce que hay quien cree que una mujer, por mucho alcohol que haya ingerido, puede llegar a disfrutar de que cinco bestias se alternen para penetrarla en un portal de madrugada. 
No se debe medir como infalible la supuesta resistencia presentada ante una manada de individuos de esta calaña: si gritó mucho o poco, si entró o no entró en shock. No se está juzgando si esta joven es o no una heroína, un valladar de virtudes, la celosa guardiana de su integridad, dispuesta a jugarse en ello la vida. 
Hay que juzgar los hechos que llevaron a una mujer a recogerse en un banco, temblorosa y destrozada, en posición fetal, después de que unos salvajes –con algún antecedente– la dejaran allí tirada, una vez habían satisfecho sus impulsos animales. 
Si resultan culpables del delito de violación, caiga el Código Penal sobre ellos; si no puede demostrarse que eso fuera así, que todos sepan, al menos, qué clase de tíos son unos bestias que
  • machacan a una joven de dieciocho años en una noche de diversión y borrachera, 
  • la dejan tirada semidesnuda, 
  • le roban el móvil 
  • y siguen su pavoneo de sementales por la noche sanferminera. 

sábado, 18 de noviembre de 2017

Esperanza tras la matraca


Me da rabia no haber publicado más artículos sobre Cataluña de Manuel Campo Vidal, que es -a mi entender- quien ha aportado más datos relevantes  y empleado un tono más ecuánime  en este desafío soberanista. Éste, que os presento, se publicó el pasado domingo, día 12, en DN.

"Conflicto catalán: entre el hartazgo y la esperanza",        por Manuel Campo Vidal
En un bar de Sevilla, en plena crisis económica, se leía en una pizarra: “Prohibido hablar de la cosa. Vayan al bar de al lado”. El propietario lo explicaba así: “Es que uno se harta de que la gente se pase el día con eso de que si la cosa está muy mal, que si la cosa va a peor... Aquí se viene pa relajarse, no pa llorar”.
La “cosa” tediosa hoy es Cataluña. Luis, ingeniero, ha bloqueado a varios amigos en Facebook porque cuando se levanta ya tiene varios vídeos y carteles monotemáticos sobre la “cosa”. El compañero de celda de Jordi Sánchez, presidente de la ANC, pidió cambiarse porque no aguantaba la matraca independentista. Todo agotador. 
La “cosa” sigue estando ahí, como demuestra la manifestación del sábado, pero va frenando su escalada, acaso por decepción: aseguraron que bancos y empresas no se irían y hay empleados de las entidades huidas que no duermen porque temen su traslado a otras ciudades; vendieron que Europa les estaba esperando para apoyar la independencia y solo se confirma que Rusia se volcó en ayudar a la secesión con un ejército de cibernautas y robots, a partir de webs venezolanas; exhibieron que Julián Assange trabajaba incansablemente para apoyar por Twitter la República y se ha localizado ya la factura por la que cobraba sus servicios de la Generalitat, vía agencia.
La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat,
este fin de semana, junto a la torre Glòries
Y Puigdemont en Bélgica metiéndose hasta con la Unión Europea. Patético todo. E irritante que ahora el diputado Joan Tardà admita que “no había base social para proclamar la República”, o que el creador del programa Polonia declare que “iban de farol”. Por esa broma macabra se ha disparado en Cataluña, desde septiembre, el consumo de tranquilizantes y las consultas psicológicas; por esa gracia, Barcelona está a punto de perder la Agencia Europea del Medicamento que sale de Londres por el Brexit (mil empleos y cuarenta mil visitas anuales); sumen a eso la caída del comercio en un treinta por ciento más el crecimiento del paro en la hostelería por la disminución del turismo.
DeSastre total: Carlos Sastre, junto a Joan Tardá y Otegi
Para rematarlo, el miércoles, día 8, se convocó huelga general. Huelga hubo poca pero atascos en carreteras y trenes, todo el día. Crispación ciudadana máxima. Intervención policial mínima. El jefe del sindicato convocante es Carles Sastre, condenado por participar en el asesinato del empresario Bultó, el ex alcalde de Barcelona Joaquin Viola y su esposa. Lo entrevistaron en su día en TV-3 con honores. El daño a la Marca Barcelona es máximo. 
Pero el independentismo aún tiene esperanza: el nacionalismo español más rancio ayuda. Apunten autogoles: la intervención policial del 1 de octubre o la rigidez de la jueza Carmen Lamela, contrastando con la habilidad del magistrado Pablo Lerena. 
Para que se abra espacio a la conciliación, deben cesar los brotes del autoritarismo mesetario que el independentismo ha hecho aflorar: columnistas tratando de ridiculizar a Carme Forcadell con titulares sobre si “renegó del proceso”; periodistas de deportes que se olvidan del fútbol y que muestran a ultras quemando banderas del Barça; piquetes violentos de corte fascista que perturban manifestaciones de ciudadanos que exhiben banderas de España solo para dejar constancia de que no solo hay independentistas en Cataluña;  el ex presidente andaluz Rodríguez de la Borbolla llamando “cerdos” a los independentistas... Hay una legión de torpes campando a sus anchas que son la última esperanza del independentismo para avivar la llama. Nada está resuelto pero algo se avanza. Cuidado: hay que ganar pero no humillar.

Manuel Campo Vidal es periodista y pte. de la Academia 
de las Ciencias y de las Artes de Televisión de España

viernes, 17 de noviembre de 2017

La Manada, cruz y cara


Un artículo de Marta Pastor y un vídeo de Antena 3, dos opiniones distintas, la cruz y la cara, que pueden ayudarnos a formar nuestra opinión

La cruz: "La Manada"                                                                                 por Marta Pastor
Que sí. Que esto es lo de siempre, que me lo sé desde hace muchos años, que la chica de alguna manera consintió, que ellos no la obligaron, que era sólo por diversión, que lo estaban pasando muy bien juntos.
Se me abren las carnes de escuchar lo que dicen los energúmenos de La Manada. Que nombre tan bien puesto, ni adrede, o tal vez sí es adrede. Cinco tíos que se jactan de coleccionar violaciones, que ejercen ritos de iniciación en el machismo descarnado del abuso como sucedió en el pasado Julio de 2016 en Pamplona, porque uno de los cinco iba de “bautismo”. ¡Que planazo! 
¿Saben? Solo me salen exabruptos, y tengo que corregir una y otra vez para no escribir burradas y ponerme a su altura. Que no quiero llegar al insulto, pero es lo que me sale, porque tengo el alma llena de rabia cada vez que pienso en esa casi niña de 18 años, si 18 años, metida en un portal a merced de esos cinco animales. ¡Qué Asco Dios Mio! Cómo puede llegar el ser humano a tamaña depravación, degeneración, envilecimiento. No me hago, de verdad que no me hago, cada vez que leo y releo la acusación, y cada vez que leo y releo también los argumentos de la defensa.
Si, ya sé que estamos en un estado de derecho, y que la presunción de inocencia existe, y que hay que esperar al final de juicio, todo eso lo sé, claro que lo sé, pero estamos en un caso de flagrante delito, están los vídeos, porque estos cenutrios se grabaron para mayor gloria del machotismo, para que vean todos “lo hombres” que son. Hombres de mierda. Cinco tíos forzando a una niña de 18.
Por suerte, a los de la Manada nadie les pondrá
un cartel como el que luce hoy en Pamplona para
Belén González Peñalva
Decía Sostres el pasado fin de semana en un programa de TVE que el acoso es un tema subjetivo. Con intervenciones como esa en la televisión publica luego llegan estos lodos, porque el machismo y el machotismo se alimentan de tipos como Sostres, que son capaces de justificar aberraciones como a la que estamos asistiendo.
Le pido a Dios que lleguemos a una sentencia condenatoria para esos malnacidos, que por ciento están pendientes de otro juicio por otra violación a una chica en Córdoba, porque si salen absueltos, con las argucias de la defensa, habremos abierto las puertas del infierno, y denunciar será a partir de ahora una tarea heroica, inútil y baldía. Que Dios nos ayude, entonces.

La cara: Vídeo de Antena 3
Antena 3 nos muestra la otra cara de la moneda, el punto de vista de los acusados y sus familiares




En conclusión...
"Si resultan culpables del delito de violación, caiga el Código Penal sobre ellos; si no puede demostrarse que eso fuera así, que todos sepan, al menos, qué clase de tíos son unos bestias que machacan a una joven de dieciocho años en una noche de diversión y borrachera, la dejan tirada semidesnuda, le roban el móvil y siguen su pavoneo de sementales por la noche sanferminera."

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Nicolás Ardanaz: 4. San Fermín

 

Buscaba, hace unos días, alguna foto del encierrillo por la Calleja de los Toros y -¡mira por dónde!- Ardanaz casi me la regala. La imagen de estos niños jugando al encierro, subidos al vallado, con la tapia del final de la Calleja, y las piedras, muchas piedras (arri asko) de la Plazuela de Arriasco lo compensa con creces.
Siguiendo con el monográfico sobre él, llegamos hoy al cuarto apartado, el de los Sanfermines, fotografías que añado al Álbum Nicolás Ardanaz.

4.1 Bodegón sanferminero, años 50
Para Ardanaz las fiestas constituían un episodio que esperaba con auténtica emoción todos los años. Esta composición, que él bautizó como ‘Bodegón sanferminero’ y que abre esta serie, ilustra muy bien esa espera emocionada. A mí me recuerda a los zapatos que los niños colocan bajo la ventana para la visita de los Reyes Magos.

4.2 Niños jugando al encierro, años 50
Estoy convencido de que, si Ardanaz (1910-1982) hubiera sabido el destino que iba a tener esta plazuela, la habría titulado "Jugando al encierro en Arriasco". La toma demuestra que Nicolás no sólo quería sacar la escena de los niños, sino también la textura del suelo empedrado. 
Desde la puerta del, hoy, Club de Remo, una señora contempla entretenida el juego de los niños.
No resulta complicado reconocer en la actual la imagen antigua. La puerta del Club de Remo y la  ventana nos dan la mejor referencia.
Fijaos qué actualización de este juego de los años 50 acabo de encontrar en la Red.

4.3 Cómo ve el encierro el gallico viejo de San Saturnino, años 50
¡Cómo le gustaban a Nicolás Ardanaz los títulos largos y chispeantes!
Esta imagen de Ardanaz es muy conocida, mucho más que esta otra, algo anterior, que veríamos (pincha) desde las mismas torres de San Cernin, si, en lugar de mirar al este, miráramos al sudeste

4.4 Comparsa de Gigantes y Cabezudos, años 60
Ardanaz abordó muy a menudo el tema de la comparsa. Aquí vemos a Patata acariciando la cabeza del caballico que sonríe. Estamos en el atrio de la Catedral, en la parte que linda con los primeros números de Dormitalería

4.5 Cabezudo y tres niñas, Pamplona años 50
Un padre responsable y sus tres hijas. Van los cuatro de la mano, a la altura del 115 de la Calle Nueva. Los más observadores echaréis en falta (o en sobra) el Hotel de los Tres Reyes, que se construyó -polémica incluida- en los años 60.

4.6 Vendedores Pamplona años 50
Estamos en la Plaza Consistorial. En la esquina con Mercaderes leemos 'Confecciones Goñi', hoy Gutiérrez. Vendedor y comprador -ambos cigarro en boca- observan la mercancía: un bonito botijo, increíble maravilla que mantiene fresca el agua. El paciente burro, con sus alforjas decoradas, y el curioso completan el cuadro.

4.7 Coincidencia-Sanfermines-Adiós, Pamplona años 50
'Coincidencia': los tres con bici, los tres con la horca de ajos
'Adiós, Pamplona': la horca de ajos se solía llevar -ya de retirada- a casa, como recuerdo de Pamplona
Esta imagen sí que me ha traído el recuerdo de otra -también en la feria- de Inge Morath, que estuvo fotografíando los Sanfermines del 54

4.8 Cartel Fiestas de San Fermín Pamplona 1953
No es la única vez que veo ese frontón en fotos de Ardanaz. Creo que puede ser el el Jito-Alai, frontón abierto, al lado del Labrit [los castizos así bautizaron con ironía -en vez de Jai Alai- al frontón, siempre ocupado por gitanos, con ese nombre mitad jerga ('gito, gitano'), mitad vasco ('alai', 'alegre')]. Se le dio oficialidad a ese nombre en los años 60.
La pose de los mocicos aparece muy forzada, incluido el gesto del de la derecha de poner los cuernos. Hay, a veces, en Ardanaz una búsqueda desesperada de tipismo.
En cuanto al cartel de fiestas, Ardanaz ganó el de 1965.